No hace falta ser Aladdin y mucho menos ser un genio para saber que una alfombra, aunque no sea mágica, puede darnos un toque bonito y ese confort que buscamos para nuestro hogar. Aquí no vamos  a volar en ellas ni a frotar la lámpara, pero te aseguro que en el post de hoy vas a encontrar la magia que tiene vestir tu casa cuando llega el frío. Distintos tejidos, colores, tamaños… Te puedes volver loco para elegir, pero si tienes paciencia y sigues nuestros consejillos, te puedes ahorrar algún que otro quebradero de cabeza. Toma nota que lo ponemos sencillo.

Si quieres dar calidez a tu salón de recomiendo las de pelo largo, invitan a estar descalzos sobre ellas e incluso echar un cojín y darle utilidad al suelo. Si eres más de dormitorio, las hay de pelo corto y con tonalidades que aportan relax y calma.También puedes vestir zonas como el baño, la cocina o el pasillo. Son espacios que se tienen olvidados, pero los puedes resaltar con alfombras tejidas con otro material como el yute, el sisal o el esparto. Son fibras vegetales de fácil mantenimiento y larga duración. No nos olvidamos del estampado animal o incluso su forma. Pero como nosotros somos amantes de los animales, siempre apostamos por tejidos sintéticos para todo tipo de diseño en ese sentido. Puedes así dar rienda suelta al salvaje que llevas dentro, plasmarlo sobre tus pies e imaginarte en pleno safari. La forma que elegimos para cada espacio también es importante. Redondas, rectangulares cuadradas e incluso irregulares. Si tienes personalidad y te gusta lo caótico, arriesga con alfombras con forma geométrica. La predilección por lo ecléctico está de moda, nos gusta variar, mezclar, generar contrastes. Una manera de explotar esa faceta es utilizar colores intensos y diseños con estampados rompedores donde centrar la atención y al mismo tiempo resaltar el mueble más original de la casa. Recuerda que tener alfombras en tu hogar conlleva también una gran responsabilidad. Mantenerlas limpias y aspiradas evitará que se acumule el polvo y produzca olores. Hay gran variedad de productos específicos para su limpieza y mantenimiento, así podrás ir descalzo y a gusto sobre ellas y al mismo tiempo evitar ataques de asma.

Ya ves que el mundo de las alfombras es infinito, pero déjate llevar por la fantasía que las envuelve. Suaves, acogedoras, románticas, alegres… Dicen que para vestirse bien, hay que vestirse por los pies. Aplica este refrán y disfruta todo el año de un hogar bonito, elegante y con estilo.

Comparte este contenido con tus amigos y familiaresShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone