Este lunes 7 de septiembre se celebra el primer Día Internacional del Aire Limpio por un cielo azul. Fue el año pasado cuando la ONU en su Asamblea General declaró este día conmemorativo, ya que era consciente de la necesidad de mejora del aire.

El 92% de la población mundial está expuesta a un aire con niveles peligrosos de contaminación, lo que causa alrededor de 7 millones de muertes prematuras anuales. En todo el mundo, 9 de cada 10 personas respiran aire sucio que puede provocar enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, cáncer de pulmón y otras enfermedades respiratorias.

La comunidad internacional es cada vez más consciente de que la contaminación es un riesgo para la salud humana, es por ello que este día es una llamada para que gobiernos, empresas e individuos tomen las medidas necesarias para reducir la contaminación del aire.

Desde Pérez Cánovas estamos concienciados con este día porque, aunque no lo creas, cada una de nuestras acciones pueden ser muy significativas en términos reales para tener un planeta más limpio.

Aquí te dejamos una serie de consejos que puedes implementar en tu día a día, tanto en casa como fuera de ella, para contribuir a que haya un aire más limpio.

  1. El uso de estufas eficientes te ayudará a reducir tanto la contaminación doméstica como la del aire exterior, así como reducir la demanda energética.

  1. Intenta comprar en comercios locales para ayudar a la economía local y reducir las emisiones del transporte de mercancías. Asimismo, una dieta basada en vegetales reduce el metano animal, los desechos y consumo de tierra que son necesarios para el pastoreo y la agricultura.

  1. Reduce, en la medida de lo posible, los desechos sólidos, artículos desechables y productos plásticos.

  1. Evita usar secadora para ahorrar energía. En la Región disfrutamos de sol casi todo el año, aprovecha para tender la ropa y que se seque al aire.

  1. Apaga bombillas y aparatos eléctricos cuando no los estés usando para reducir el costo de la electricidad a la vez que reduces la demanda de combustibles fósiles.

  1. Si tienes la suerte de contar con tu propio huerto, puedes utilizar los desechos de tu cocina para crear compost.

  1. Reemplaza las bombillas tradicionales por opciones más económicas o LED.

  1. Si puedes utiliza paneles solares para satisfacer tus necesidades energéticas ya que te proporcionarán calor y electricidad a partir de la luz del sol.

  1. Mantén tu coche bien cuidado para que tenga una vida útil más prolongada lo que permitirá ahorrar combustible y emitir menos gas y toxinas al aire. Y si estás pensando en reemplazar tu coche ten en cuenta la opción de comprar uno eléctrico o híbrido.

  1. Para tus neumáticos, mantén la presión de aire recomendada para que consuman menos combustible.

  1. Usa baterías recargables, las desechables se acumulan en vertederos.

  1. Para distancias cortas usa bicicleta y fomenta el transporte público y compartir vehículo, que además de ahorrar energía y de ser menos contaminante, te permitirá ahorrar dinero.

Con estas acciones tan sencillas, mejorarás tu calidad de vida, así como la calidad del aire. Igual que cuidamos nuestra alimentación, es hora de pensar en el aire que respiramos.

Comparte este contenido con tus amigos y familiaresShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email