Ahora que estamos en pleno invierno, y las temperaturas han bajado, es cuando más uso hacemos en nuestras viviendas de distintos métodos de calefacción. Esto, sumado al habitual consumo en electrodomésticos, hace que la factura de la luz se nos dispare. Os dejamos desde Pérez Cánovas algunos consejos para que no se nos suba más de lo necesario.

  1. Asegúrate de que cuentas con electrodomésticos eficientes energéticamente. Esto se puede saber por la letra con la que están etiquetados, siendo A+++, A++, y A+ los más eficientes, y B, C y D los menos.
  2. Desconecta completamente aquellos aparatos que no uses, como por ejemplo las televisiones y aparatos de DVD por la noche, o el router. Aunque el consumo de estos elementos es muy bajo, con esta medida ahorraras un poquito más de tu factura.
  3. Sustituye las bombillas halógenas por led. Esto te supondrá una pequeña inversión inicial, pero te aseguramos que notarás en tu próxima factura el cambio.
  4. Echa un vistazo a las distintas ofertas de las compañías, y adapta tu tarifa al horario de consumo. En ocasiones conviene programar tus lavadoras y/o secadoras a determinadas horas del día de tarifa más baja.
  5. Instala detectores de presencia en algunos lugares de la casa donde no haya luz natural, de este modo te aseguras que sólo se enciendan durante el tiempo necesario.

En las viviendas VPO que construimos en Murcia, instalamos los mejores aislamientos y cerramientos, de modo que el consumo eléctrico es mucho más controlado.

 

Comparte este contenido con tus amigos y familiaresShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone