Es posible que si tienes una mala noche, es decir, si no puedes conciliar el sueño, eso afecte tu rendimiento en el día. Cuando una persona no descansa bien, luego seguramente tiene más inconvenientes para rendir, ya sea, en su trabajo, en el tiempo que pasa con su familia, al momento de hacer actividad física, ya sea un partido de fútbol con amigos o simplemente yendo al gimnasio. La cama tiene un papel importantísimo a la hora de poder descansar de la mejor manera posible, si bien existen otros factores que pueden influir en el descanso como la cantidad de horas, la cama es fundamental.

Existen ciertos estudios los cuales aseguran que alrededor del 30% de las personas sufren algún tipo de problema para dormir, no solamente porque no duerme las acostumbradas 8 horas diarias sino también, porque lo hacen en una mala cama.

Obviamente cuando hablamos de una buena cama, hacemos referencia a la importancia de elegir un buen colchón, el cual no debe tener agujeros o relieves. Lo ideal, es que sea un colchón que no sea muy rígido pero tampoco muy blando. Los especialistas recomiendan a la hora de elegir un colchón, probarlo sentándote en él unos 10 minutos y al levantarte debes recuperar su forma original, pero si se mantiene encorvado entonces ese colchón está vencido o es demasiado blando.

El descansar bien genera ciertos beneficios, los cuales mejoran nuestro estilo de vida. Alguno de estos beneficios pueden ser:

  • Acelera la regeneración celular y el rejuvenecimiento
  • Beneficios para los músculos, los huesos y articulaciones.
  • El corazón trabaja a ritmo normal y se estabiliza la presión sanguínea
  • Se recuperan las fuerzas y la vitalidad
  • El sistema inmunológico se refuerza
  • Se disminuyen los dolores de cabeza
  • Se mantiene un peso adecuado
  • Mejora la capacidad mental
  • Se restituye el sistema del equilibrio.
Comparte este contenido con tus amigos y familiaresShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email