Alarmados pero tranquilos

A lo largo de nuestra vida vamos construyendo recuerdos, guardando objetos, adquiriendo bienes que completan nuestro día a día. Cosas de valor que no nos gustaría perder de vista. En ocasiones, uno no puede evitar ser despistado y no encontrarlas,  pero se nos parte el corazón cuando esas cosas en vez de perderlas, se queman…